neumáticos

Los neumáticos

si no se encuentran en óptimas condiciones puede que no cumplan su cometido como deberían: agarrarse al pavimento. Por eso es tan importante comprobar su estado, con más frecuencia de lo normal: cuando salimos de viaje o a la hora de pasar la ITV. Puntos que debemos tener en cuenta

desgaste

La presión:

Cada vehículo lleva una presión determinada según el neumático que lleve. El manual de uso del vehículo pondrá el máximo y mínimo recomendado.Es importante mantenerlos en su presión correcta de esta forma se reduce el consumo y las emisiones y se prolonga la vida del neumático.

Tipos de presión

Presión inferior : se desgasta más rápidamente y consume más.

Presión excesiva : reduce la adherenciaLa profundidad del dibujo, la huella del neumático, debe tener como mínimo 1,6 mm., aunque es más conveniente no bajar de los 2 mm. Una profundidad inferior compromete el agarre y, sobre pavimento mojado, puede producir aquaplaning.

El dibujo:

Para saber la profundidad del dibujo de sus ruedas, recuerde que los neumáticos disponen de testigos, situados en diferentes puntos, al fondo de los canales de drenaje.

Dibujoneumaticos

Cuando ambos se encuentran al mismo nivel, es de extrema necesidad, cambiar el neumático.

Para comprobar el estado del neumático de forma artesana sólo tiene que colocar una moneda de un euro en el fondo del canal de drenaje y si puede ver las estrellas de la parte dorada de la moneda acuda a

Talleres Benja

para cambiar los neumáticos.

No debe olvidar tampoco la inspección visual de los flancos del neumático: cortes, trozos de goma levantados o abultamientos laterales que indican la rotura de las capas interiores y que nos ponen sobre aviso de cara a la seguridad.

Desgastes más comunes

DESGASTE EN EL CENTRO. Las causas probables son debidas a una presión de inflado excesiva y a una presión no adaptada a la utilización. Se identifica por un desgaste más pronunciado en el centro de la banda de rodamiento. El consejo es que vigile las presiones de inflado en frio según recomendaciones del fabricante y adaptadas a las condiciones de utilización. Este tipo de desgaste no tiene nada que ver ni el concesionario ni el fabricante y por tanto la garantía no lo cubre.

DESGASTE EN LOS HOMBROS. Las causas probables son debidas a una presión de inflado insuficiente, bajo inflado y utilización en sobrecarga. Se identifica por tener un desgaste más acusado en los hombros de la banda de rodamiento. Nuestro consejo es que debe vigilar las presiones de inflado en frio y adaptarlas a las condiciones de utilización, respetando la capacidad de carga máxima por neumático y eliminando las posibles fugas de aire. Al igual que en el caso anterior, el fabricante o Concesionario no es responsable de que Vd. no lleve la presión adecuada.

DESGASTE ANORMAL RAPIDO. Las causas probables de que exista un desgaste anormal rápido en uno de los lados del neumático son debidas a un paralelismo incorrecto entre los neumáticos traseros. Se identifica por las estrias visibles en la banda de rodamiento, y por las rebabas, más o menos pronunciadas, en las aristas de uno de los lados de los tacos provocadas por un arrastre transversal. El consejo es que controle y corriga el paralelismo. En la corrección hay que tener en cuenta la forma de desgaste y las caracteristicas propias del vehículo. Se deberá verificar también los órganos de suspensión y de dirección.

Los comentarios están cerrados.