Amortiguadores

La suspensión

Uno de los elementos más importantes a la hora realizar una revisión del vehículo, es la suspensión ya que tiene un papel relevante para poder garantizar la seguridad en carretera y evitar posibles incidentes y sorpresas poco agradables; motivo por el cual no se debe descuidar en ningún momento, realizando una revisión exhaustiva cuando sea oportuno.

suspension

En esta página te damos algunas recomendaciones sobre cómo revisarlos para poder, de esa manera, disfrutar de viajes seguros.

  • Los amortiguadores son un componente fundamental en la suspensión, dirección y frenado del vehículo. Su finalidad principal es la de conseguir la máxima adherencia entre neumático y calzada para mantener el coche estable, por lo tanto si se encuentran en buen estado aumentará tu seguridad en la carretera y se reducirá el riesgo de sufrir accidentes.

sistema-amortiguador

  • Los amortiguadores del coche se desgastan de forma gradual y si no los cambiamos pueden llegar a dañar otros elementos vitales del vehículo como son los neumáticos, palieres, rótulas, y semiejes.
  • A veces el conductor no es consciente de que el mal funcionamiento de los amortiguadores supone aumentar el peligro. En este caso lo más conveniente es seguir las indicaciones de los expertos, quienes estipulan revisar los amortiguadores cada 20.000 km y sustituirlos por unos nuevos cada 60.000 km; dependerá del tipo de terreno por el que circulemos habitualmente para hacer la revisión con más o menos frecuencia ya que no es lo mismo circular por carreteras en buena estado que por vías en malas condiciones.
  • Una prueba muy sencilla que los conductores pueden realizar ellos mismos para comprobar en qué estado se encuentran los amortiguadores, consiste en presionar sobre el capó del vehículo y luego aflojar la presión. Si el vehículo oscila solo una vez significa que funcionan correctamente pero en el caso de que se produzca más de un rebote, los amortiguadores podrían estar desgastados y entonces deberán ser revisados por un mecánico.
  • Cuando notamos mayor distancia de frenado, balanceos del vehículo con el viento lateral, pérdida de control en curvas, desgaste de neumáticos, mayor riesgo de deslizamiento o aumento del consumo de combustible indicará que los amortiguadores están deteriorados y deben ser reemplazados con urgencia por un especialista.
  • Hay que tener en cuenta que los amortiguadores deben ser cambiados en parejas, delanteros o traseros, para garantizar el equilibrio del vehículo y evitar que quede descompensado.

 

Deja un comentario